Los niños aprenden mejor jugando, y la música es uno de sus juegos preferidos.

Con las clases de Iniciación Musical, los niños desarrollan su musicalidad de un modo más espontáneo y corporal. Es una formación ideal antes de introducirlos en la técnica del instrumento

¿Para qué sirven las clases de iniciación musical?

Nuestro objetivo es lograr que niños y niñas se acerquen a la música desde la experiencia física, de una manera lúdica. Así aprenden a hablar el lenguaje musical antes de escribirlo o leerlo. 

En el aula, nos basamos en la Music Learning Theory de Edwin Gordon, que fomenta el desarrollo natural de su musicalidad, con actividades ricas en escalas y ritmos muy diversos. 

El trabajo se completa con recursos de otras pedagogías activas, como Willems, Orff y Dalcroze, idóneas para esta etapa.

La educación musical en estas edades se realiza a través del canto, el ritmo, la audición y el movimiento, más que en el aprendizaje del instrumento, pues este requiere un mayor desarrollo de la psicomotricidad fina.

Conoce más detalles sobre nuestra metodología.